martes, 1 de diciembre de 2009

El cielo es para los ángeles




Ella odia a las palomas.
En el paseo Santo Tomás las corretea sin llegar a tocarlas, hasta que las aves se dispersan. Algunas retoman vuelo, otras saltan y vuelven obstinadas a otros pies.


¿Qué temerá y odiará de las palomas?
¿A las plumas que le recuerdan que hay seres que pueden volar?
¿A sus picos amenazadores?
¿Que vuelan en bandadas?


La chica que odia a las palomas es blanca, rubia, de ojos negros apalomados. Labios finos, cuello largo. Piernas esbeltas y brazos lánguidos como alas mojadas.


Vive en una casa de dos plantas, con terraza.
El cielo es para los ángeles y otros pájaros a los que les da de comer cuando no hay palomas a la vista.
A ellas las apedrea con el mismo maíz que alimenta a otros.


La chica que odia a las palomas salió el domingo de picnic.
Tendió un mantelito blanco bordado. Pero antes de nada, abrió una sombrilla, no vaya a ser que una asquerosa la cague.
Hermoso día, piensa, y come galletitas surtidas. Elige sólo las rellenas con crema de vainilla. Se ha sentado debajo de un árbol. Mira para arriba y descubre un nido de hornero, un verdadero pájaro: limpio y laborioso.
No como ellas, que son..., no importa cómo.
Ellas son.


Autor: Mariela Laudecina. Género: Narrativa. Páginas 68. Primera edición: 50 ejemplares numerados. Novienbre 2009. Precio: $15

El libro se consigue acá

Este es el cuadro que se sorteó en el evento.
Actualmente, pertenece a la colección Wicky